10 propuestas para reducir residuos en tu día a día

Pensad que la reducción de residuos no pasa por reciclar más, sino más bien lo contrario. Sí, ¡no nos hemos vuelto locos! La idea principal es consumir responsablemente y sobre todo tener clara la regla de las tres «R»: reducir, reutilizar, reciclar. De hecho, hay muchas más erres que podríamos incluir, como reparar, repensar, rediseñar, regalar ... Así pues, encaminarnos hacia un estilo de vida más minimalista y menos consumista podría ser el gran primer paso.

Dicho esto, os dejamos 10 propuestas que podéis introducir en vuestro día a día:

1.-Decir adiós a las botellas de plástico de agua.

La mejor opción de todas es beber el agua del grifo directamente, es la manera más sostenible de todas. Hay poblaciones donde esto es más difícil ya que el sabor del agua es bastante malo. En este caso, podéis dejarla airear y luego ponerla en la nevera, poner filtros de carbón activo, incluso comprarla en envases de vidrio retornable.

Y, cuando salgáis de casa, ¡no os olvidéis de las cantimploras! Si se os acaba el agua siempre podéis pedir que os la llenen del grifo en algún establecimiento. Nosotros siempre llevamos dos pequeñas para los pequeños de casa.

    

2.-Portabocadillos o fiambreras

Cuando preparéis los desayunos utilizad portabocadillos de tela, ya sean enrollables o tipo bolsita. Y, en el caso de la fruta en trocitos, podéis ponerla en fiambreras pequeñas. Si en algún momento no disponéis de estos utensilios, siempre podéis recurrir a una servilleta de tela para envolver el bocadillo o la pieza de fruta.

    

3.-Menstruación sostenible

Hay muchas alternativas a las compresas y tampones. La copa menstrual tiene una vida útil de unos 10 años y es una inversión que queda rápidamente amortizada. También tenéis la opción de utilizar compresas de tela para aquellos días en los que quizás no te sientas tan cómoda utilizando la copa. Para mí, y en este caso hablo en primera persona, ¡fue toda una revolución! Un gran cambio que recomiendo sin lugar a dudas.

4.-Regalos con envoltorio sostenible

Envolver regalos ya no es imprescindible. Y, en caso de hacerlo, puedes encontrar alguna alternativa más ingeniosa, como por ejemplo un papel de periódico decorado con elementos naturales o incluso envoltorios de tela reutilizables. Esta última forma de envolver es una antigua técnica japonesa llamada Furoshiki. A nosotros nos encanta y la encontramos muy original. ¡Quien recibe un regalo envuelto de esta manera se sorprende antes y después de abrirlo!

    

5.-Bolsas reutilizables para ir a la compra

Cuando vayáis a comprar pensad en llevar siempre una bolsa tipo tote bag o similar donde llevarás toda tu compra. Siempre va bien llevar una plegada dentro del bolso o mochila por si acaso.

Y cuando compréis fruta, verdura o legumbres podéis utilizar unas bolsitas más pequeñas de algodón o rejilla para no tener que usar las de plástico de un solo uso. Nosotros siempre llevamos en el bolso, ya que son muy ligeras y no ocupan mucho espacio. Ona de Tocs (segunda foto) tiene un pack muy chulo. Una bolsa de tela y 5 bolsitas para ir a comprar fruta y verdura. 

    

5.-Productos de limpieza a granel

Para nosotros tienen dos ventajas: el ahorro de envases de plástico y los productos en sí. La mayor parte de ellos son más ecológicos que los que hemos utilizado hasta ahora. Si tenéis la posibilidad de comprar productos de droguería a granel os sorprendereis de la cantidad de años que puede durar un envase de plástico. ¡Tenemos algunos en casa desde hace 3 o 4 años y esperamos poder utilizarlos mucho más!

6.-Cosmética e higiene personal sólida

Para empezar con la cosmética sólida os recomendamos comenzar con el jabón de manos y cuerpo y después pasar a champús y dentífricos. Encontrar un champú adecuado a nuestro cabello nos ha costado varios intentos fallidos, pero finalmente lo hemos conseguido. No os dejéis vencer e intentadlo con varios hasta encontrar el vuestro. ¡Os aviso que los jabones sólidos o artesanales son adictivos! A nosotras nos gusta mucho una pequeña marca que se llama Monaroma y que la recomendamos siempre.

    

7.-Adiós cápsulas de café

Buscad la cafetera de toda la vida y sentiréis como la casa se llena de olor a café y se vacía de cápsulas innecesarias. El día que regalamos nuestra cafetera de cápsulas fue liberador. Cuando la usábamos algo nos decía que aquello no podía ser. Así pues, pedimos un molinillo de café a nuestros padres y retomamos el ritual del café. Siempre tenemos café molido en un bote hermético para cuando vamos con prisa, pero el fin de semana nos gusta prepararlo moliendo el café al momento.

8.-Intercambio o segunda mano

Durante muchos años hemos pensado que la segunda mano no era para nosotros, teníamos muchos prejuicios. Ahora mismo, para nosotros, es una primera opción para casi cualquier compra que necesitemos, ya sean muebles, objetos o ropa. Si de entrada no os atrevéis con esta idea, intentad intercambiar o pedir a familiares y amigos. Seguro que estarán encantados de daros lo que ya no usan y vosotros necesitáis.

9.-Ropa ética y sostenible

En aquellos casos en que sea necesario comprar ropa nueva apostad por ropa confeccionada de manera sostenible, de proximidad, de comercio justo, con valores y elaborada con materiales naturales o reciclados. Es verdad que esta ropa tiene un coste de fabricación más elevado y, por ello, un coste superior a las prendas de las grandes cadenas, pero no queremos decir que sea cara, sino que tiene un precio justo. Si véis que no podéis acceder a ella, siempre podéis transformar vuestras prendas llevándolas a la modista o ¡transformándolas vosotras mismas con un poco de imaginación y maña! Puede ser una actividad muy Hay bastantes marcas, y hay 2 que nos gustan mucho twothirds y Nonibarea que acaba de presentar un muontón de novedades.

    

Y por último, un consejo extra pero no por ello menos importante:

10.-Rechazar lo que no necesitamos

Parece obvio pero a menudo nos "cuelan" muchos goles sin casi darnos cuenta de ello. Nos referimos a la cañita en un vaso de horchata, la muestra de perfume que nunca usaremos, el bolígrafo que nos regalan en un evento o incluso el ticket de la compra que no necesitamos. Estos pequeños detalles cuentan y son los más fáciles de incorporar.

Espero que os hayan parecido útiles todas estas ideas y que poco a poco os animéis a introducirlas en vuestras rutinas diarias. Ya veréis que con el paso del tiempo os parecerá imposible volver atrás.

Si te animas a seguir alguno de los consejos que os hemos propuesto, etiquetadnos a @zero.residus y @sabotigueta para que podamos verlos!

Mireia Vázquez de @zero.residus

Comments (0)

No comments at this moment